Toros en la superilla de Colau

Se creerá Ada Colau que su proyecto urbanístico está a la altura de Ildefons Cerdà. Pero mientras en 1860 se creó el ambicioso barrio del Eixample, nosotros tenemos que sufrir las neuras eco friendly de la “primera mujer alcaldesa bisexual de origen humilde” que va pintando carriles bici por allí donde pisa.

Se entiende ahora su inacción para acabar con los manteros, los narcopisos y delincuencia juvenil, pues Ada & The Pisarellos -así fueron bautizados por Ramón de España- centran todos sus esfuerzos en convertir Barcelona en un gigantesco carril bici con tres superilles en medio. La primera superilla, la del barrio de Poblenou, fue una auténtica chapuza. Una cagada rotunda. Nueve manzanas con circulación casi prohibida. Calles vaciadas de coches que no han sido remplazados por viandantes. Es una zona desértica total con dibujitos ridículos en el asfalto, mesas de pícnic sin comensales, mesas de ping-pong por estrenar y columpios donde solo juega de vez en cuando algún niño. Imagino que forzado por esos padres guays que les dan quinoa a sus hijos.

Lo único salvable que hay en la superilla es el Museu de Can Framis, el último proyecto de la Fundació Vila Casas. Inaugurado en 2009, cuenta con una más de 300 obras, entre las cuales destaca una pequeña colección de temática taurina que incluye pintura, dibujo, grabado, escultura y fotografía. En la salita hay tres obras que captan las miradas: un precioso óleo sobre tela de Ramon Casas titulado “Entrada a la plaza de toros de Madrid”; una colección de retratos de José Tomás y otro óleo sobre tela de Oscar Tusquets en el que se muestra a Julia de Castro, la peculiar cantante del grupo De la Purísima, desnuda con una chaquetilla grana y oro. Además de estas, hay más obras de Joan Colom, Guinovart, Manuel Álvarez, Vicenç Ballestar, Alejandro Molina, Miguel Macaya, Xavier Mascaró, entre otros.

Los amantes del arte y de la tauromaquia que todavía no hayan ido a Can Framis siempre podrán coger la bici e ir a ver la pelambrera de Julia. También reconocerán a un Fernando Casanova con una retirada a Pedro Sánchez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *