Abel Robles, quiso pero no pudo

Seria, áspera, brusca y dura novillada de Hnos. Sánchez Herreros la lidiada esta tarde en Las Ventas.

Con mucho que torear, que pedían manos expertas y que plantearon serias complicaciones. Protestones todos en el último tercio. Sólo algo mejor fue el tercero que sí humilló e iba largo.

Los espadas anduvieron firme pero eso no fue suficiente. A las complicadas condiciones de la novillada hay que sumarle el empeño por alargar las faenas, los desafortunados dos primeros tercios y el desacertado manejo de los aceros.

Miguel Maestro sólo logró una buena tanda ante el que abrió plaza. Le tropezó los engaños en varias series. Mató de pinchazo y casi entera pescuecera. Saludos. Fuerte y feo volteretón sufrió en el cuarto tras el que Maestro se vino abajo y el novillo desarrolló sentido. Pinchazo y estocada -que asomó- antes del aviso.

Abel Robles no pudo acoplarse en ninguno de los dos saludos capoteros. El segundo de la tarde echaba serios derrotes al final de cada muletazo. Faena larga, de más a menos. Algunos pases sueltos de gran trazo pero sin llegar a redondear las series. Dos pinchazos, aviso y estocada perpendicular y contraria que le obligó a hacer uso del verduguillo en varias ocasiones llegando a hacer sonar los tres avisos.

Entero quedó el quinto tras el penoso tercio de varas. Pedía doblarse con él en el inicio muleteros y Robles optó por un cambio por la espalda. Anduvo mermado de confianza y el astado se vino arriba. Dos pinchazos, entera defectuosa, aviso y larga agonía.

Daniel Menés puntuó su paso por Las Ventas. Seguro, con conocimiento de los terrenos, valor y sobradas ganas. Se llevó el lote de mayor tansmisión pero que no fue fácil. Logró series redondas, algunas de buen trazo. Dos pinchazos precedieron a un sartenazo en los sótanos que le privaron de pasear un apéndice del tercero. Silencio.

Del que cerró plaza escuchó palmas tras pasaportarlo de pinchazo y estocada de muerte tardía antes de un aviso.

Domingo 07 de abril de 2019. Plaza de toros de Las Ventas. Novillada con picadores. 5622 asistentes.

Novillos de Hnos. Sánchez Herrero. Serios, duros y complicados.

Miguel Maestro, saludos con protestas y silencio tras aviso. Abel Robles, tres avisos y silencio tras aviso. Daniel Menés, silencio y palmas tras aviso.

Tarde gris y desapacible. Llovió durante todo el festejo.

Miguel Maestro
Daniel Menés

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *