Boujan acogerá la primera novillada sin caballos de la historia de Dolores Aguirre

El viernes día 12 se presentó en la Federación de Entidades Taurinas de Catalunya (FETC) la feria de novilladas toristas de Boujan-sur-Libron.

Michel Bouisseren, representante de la asociación Toros y Campo, acompañado por Marin Laval, responsable de la parte económica, explicaron los detalles de la feria de este año. En la mesa estuvieron presentes dos franceses más, el novillero Maxime Solera y Alberto Taurel, miembro de la FETC que moderó el acto.

Bouisseren comentó que en esta tercera edición han querido dar un carácter más torista todavía a la feria con la presencia por partida doble de Dolores Aguirre. El francés destacó, además de la novillada picada, la importancia de la novillada sin caballos, la primera de la historia de este hierro. Y el día anterior, sábado 1 de julio, está anunciada una novillada de una ganadería relativamente reciente como es la de Los Maños con tres novilleros franceses interesantes. Andy Younes, Tibo Garcia y Adrien Salenc se las veran con tres utreros de procedencia Pablo Mayoral y tres de Buendía. El empresario valoró positivamente la presencia de Los Maños en Boujan ya que esta temporada solo lidiarán cuatro novilladas, tres de ellas en plazas de primera categoría (Bayona, Zaragoza y posiblemente en Valencia), y algún toro suelto, por ejemplo en Vic Fezensac.

En la novillada picada de Dolores será el turno de Maxime Solera, otro novillero francés, de Miguel Ángel Pacheco y Luis Manuel Castellanos. Solera se mostró ilusionado con el compromiso de estoquear la de Dolores Aguirre. Aseguró con firmeza que le motiva el camino de las novilladas duras para conseguir sus objetivos. Su apuesta por el circuito torista, dijo, que le parece más que interesante. Comentó también que él trata siempre de dar la máxima importancia y respeto al toro, colocándolo de lejos al caballo para que pueda lucirse y los aficionados puedan valorarlo.

Michel Bouisseren explicó que este año se otorgará el premio Nimeño II al mejor novillero del serial y que la cuadra de picar será la de Bonijol.

El acto concluyó con el tema de la viabilidad económica de la feria. Laval aseguró que sin las numerosas empresas patrocinadoras sería prácticamente inviable ya que el prestigio de las ganaderías escogidas, los honorarios de los toreros y el hecho de tener un aforo de 1400 localidades (que te obliga a llenar la plaza en cada espectáculo) dificulta mucho cubrir gastos.

La nota negativa del día fue el comportamiento de algunos aficionados habituales a la Federación. Aquellos que no se pierden ninguna corrida de las que se retransmiten por televisión y sabiendo que se abre la Federación expresamente para ellos no dudaron en irse después de la corrida sin quedarse a la presentación de los carteles de Boujan. Y lo triste es que esto no es un caso aislado. ¡Chapó!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *