Catalunya tendrá otro novillero

Aunque parezca una quimera, todavía hay jóvenes que sueñan con ser toreros en Catalunya.

Este es el caso de Miguel Herrera, un chico de 18 años nacido en Barcelona, estudiante de Economía, que ha decidido intentar ser torero tras apuntarse al V Curso de Aficionados Prácticos catalanes.

Herrera está convencido de emprender este difícil camino para alcanzar la gloria vestido de oro. El joven barcelonés cuenta con grandes cualidades para conseguirlo: afición, coraje y gusto.

Desde hace unos meses se encuentra entrenando a diario junto al novillero francés Maxime Solera (afincado en Barcelona desde hace dos años) bajo la tutela del matador de toros catalán Enrique Guillén.

El principal objetivo para esta temporada de 2017 es el de entrenar, asimilar conceptos e ir al campo para afrontar el 2018 como su primera campaña de novillero sin picadores.

Un comentario en “Catalunya tendrá otro novillero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *