César Pérez: 25 años de su alternativa

Hoy hace 25 años un torero catalán se doctoraba en su plaza, en La Monumental de Barcelona. César Pérez tomó la alternativa en su ciudad un 25 de agosto de 1991 de manos de Enrique Ponce.

Nació un 30 de agosto de 1969 en Barcelona. Hijo de un mozo de espadas y sobrino del matador de toros César Morales, la afición a la tauromaquia le llegó temprano y con tan solo 9 años se puso delante de su primera becerra. Se vistió de luces por primera vez en La Llagosta en la parte seria de la banda cómico-taurina Los Calderones. Rápidamente se hizo popular en la afición catalana ya que formó parte de la cuadrilla de niños toreros catalanes junto a Ángel Lería, Pepín Monje y Juan España “Españita”.

El 20 de junio de 1987 debutó con picadores en Sant Feliu de Guíxols. El cartel lo componían la rejoneadora María Sara y Gregorio de Jesús, que resultó herido por su primer oponente. El catalán tuvo que estoquear los cuatro novillos con los que consiguió un gran éxito y abandonó la plaza a hombros. Ese mismo año participó en el prestigioso Zapato de Oro de Arnedo. César consiguió alzarse con el más importante trofeo de la novillería.

Un año más tarde, el 10 de agosto de 1988, debutó en La Monumental de Barcelona causando buena impresión. El debut en Las Ventas llegaría la temporada del 89, un 7 de mayo. Pérez actuó esa tarde junto a Alberto Martínez y Gonzalo González y estoquearon un encierro de Aldeaquemada. El 15 de agosto del mismo año volvió a torear en Madrid acompañado por el catalán Ángel Lería y Rafael Sandoval.
Se despidió como novillero en su plaza matando seis novillos, cinco de Víctor y Marín y uno de Pinos Bajos. El catalán salió triunfante de este gran reto al cortar un total de tres orejas.

Imagen de su actuación en solitario.
Imagen de su actuación en solitario.



Tras cuatro años en el escalafón inferior tomó la alternativa en Barcelona de manos de Enrique Ponce, que le cedió a “Candela” de Antonio Pérez. El de Chiva entró en el cartel sustituyendo al herido Lería. César Pérez vestido con un terno blanco y oro, resultó herido de gravedad durante la faena de muleta al toro de su alternativa, al que no pudo estoquear. El parte del doctor Olsina fue el siguiente: herida de 6 centímetros en region escrotal, con trayectoria ascendente hasta región inguinal, con fortuna, pronóstico menos grave. Abrió plaza la Maria Sara y completó el cartel José Manuel Punta. El resto de la corrida perteneció al hierro de Carmen Borrero.

Pérez volvió a triunfar en La Monumental un 11 de septiembre de 1994. El catalán compartió cartel con Alejandro Silveti y Juan José Trujillo y cortó una oreja en cada uno de sus dos oponentes de Marqués de Albaserrada con petición de la segunda en ambos casos. Y otra vez más traspasó ese umbral, tras cortar otras dos orejas un 17 de mayo de 1998, una a cada una de su lote. La corrida fue de Occitania y Rui Benito Vasques y Fernández Meca sus compañeros de cartel.

El 8 de agosto de 1999 confirmó la alternativa en Las Ventas con una corrida de José Escolar. Completan el cartel Emilio Oliva y Roberto Antolín “El Millonario“.

A lo largo de su carrera actuó un total de 26 tardes en la Monumental, siendo el último paseíllo el realizado el 27 de agosto de 2000, que sirvió para despedirse de los ruedos. Fernando Cepeda y Alberto Elvira completaban la terna. Tras fallar a espadas fue ovacionado con el último toro de su carrera, de la ganadería de Peralta y de 641kg de peso. Al finalizar, su padre le cortó la coleta. Los otros cinco toros llevaron el hierro salmantino de El Sierro.

Se hizo banderillero esa misma temporada y actuó a las órdenes de Serafín Marín, Juan Bautista y Antonio Barrera. Puso punto y final a su trayectoria en los ruedos tras no acabar de recuperarse de las secuelas producidas por un fuerte accidente de tráfico en mayo de 2008. El coche que conducía Serafín Marín dio varias vueltas de campana y César se llevó la peor parte. Salió despedido del vehiculo y se destrozó el codo, se rompió el diafragma y uno de sus pulmones también se vio afectado. Se retiró para “no machar su trayectoria” como él mismo contó en una entrevista concedida a Mundotoro.

Actualmente, César Pérez sigue ligado a la tauromaquia. Es apoderado del novillero mexicano Leo Valadez y también es empresario de la plaza francesa de Istres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *