Dos franceses nos devuelven la ilusión

La novillada de Raso de Portillo nos ha hecho resarcirnos rápidamente de lo sucedido ayer en Céret con la de Miura. Se ha lidiado una novillada interesante en la que han destacado dos franceses. Uno a pie, Máxime Solera, y otro a caballo, Gabin Réhabi.


Toda la matinal de Solera ha sido una demostración de lo que debe ser un novillero. Entrega, valor, raza y no volver nunca la cara para tapar sus lógicas carencias técnicas fruto de su escaso bagaje (esta era su 6 novillada picada). Ha recibido a sus dos oponentes a porta gayola, ha dado importancia al tercio de varas, no se ha arrugado con la muleta, pero ha fallado con los aceros. En el primero ha perdido la oreja con el descabello y en el sexto, después de una emocionante faena, por una fea estocada en el número.

Entrando más a detalle, Solera se la ha jugado con el tercer toro de Raso de Portillo, bizco y flojo de fuerzas, pero con peligro constante. Tabanero no pasaba por ninguno de los dos pitones y el francés no le ha quedado otra opción que demostrar que quiere ser torero. Lo ha demostrado y nos lo hemos creído.

En el sexto, Universal, ovacionado de salida por su impecable presentación, Solera ha estructurado una faena izquierdista. Con esa mano han llegado los momentos más álgidos de la matinal. El francés se la ha dejado puesta y ha tirado del toro, muy mirón en todo momento. Solo ha faltado evitar algún que otro enganchón. Previamente, habíamos vivido el espectacular show de Gabin Réhabi. Céret le esperaba y él lo sabía. Un total de cuatro buenos puyazos, con el novillo empujando bien, han servido para poner a toda la plaza en pie. El valor de las cosas bien hechas. Máxime y Gabin, una pareja a tener en cuenta para cualquier novillada torista. El novillo ha sido premiado con la vuelta al ruedo (quizás más como un reconocimiento al conjunto de la novillada), mismo premio que ha obtenido el novillero, que la ha compartido con su compatriota. Los dos se han ganado el oro que adoraban sus chaquetillas.

La otra cara de la moneda le ha tocado vivirla a García Navarrete. El jienense ha sido cogido aparatosamente por el quinto tras perderle la cara y ha sido llevado a la enfermería. Ha caído muy mal y el novillo ha tardado en soltar la presa. Hasta el momento, Navarrete había conseguido tandas lucidas y meritorias. Ulano, así se llamaba el astifino quinto, ha sido ovacionado al pisar la arena de Céret, igual que en el arrastre. Se ha hecho el dueño del ruedo en banderillas previa masacre en el caballo.

En su primer toro, también pegado duramente en el jaco, Navarrete ha realizado el mejor toreo con el capote de la matinal. Después, con la muleta ha toreado despacio, sobre todo cuando se ha confiado. Zahorí ha seguido la muleta con calidad y humillación. Solo ha faltado un poco más de acometividad. Puede que Navarrete no haya puesto toda la carne en el asador.

El que seguro que no la ha puesto ha sido Mario Palacios. El novillero extremeño ha toreado con demasiadas precauciones. No hemos visto la actitud mínima que se exige a un novillero. Su primero se metía mucho por el pitón derecho y no ha descolgado nunca. De uno en uno y al hilo ha toreado a Tablero, ovacionado de salida.

Lo más destacable del cuarto de Raso de Portillo ha sido su importante pelea en varas. En la muleta no lo ha visto claro Palacios y ha ido a por la espada. El novillo se había orientado rápido y el peligro era evidente.

En definitiva, gran acierto de la ADAC por haber programado esta novillada. Espectáculos como este es a lo que habíamos venido. Todavía falta la de Saltillo y el mano a mano con la de Escolar.

Céret, 15 de julio de 2017. Dos tercios de entrada. Novillos de Raso de Portillo, excelentemente presentados, ovacionados de salida 1°, 5° y 6°. Ovacionados en el arrastre 2° y 5° y vuelta al ruedo al 6°. Mario Palacios, ovación y silencio; García Navarrete, ovación con saludos y herido y Maxime Solera, ovación con saludos y vuelta al ruedo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *