La debacle del terrorismo animalista

La trágica y heroica muerte del matador de toros segoviano Víctor Barrio ha conmocionado a la gran familia taurina y ha servido para desenmascarar al auténtico terrorismo animalista.

Este terrorismo barriobajero que insulta, agrede, veja y que no utiliza ningún otro argumentario que no sea el de la descalificación soez y la manipulación absoluta y deliberada. La gran cantidad de comentarios desalmados alegrándose de la muerte del joven torero que algunos animalistas han vomitado en las redes sociales han puesto de manifiesto dos cosas: una, que existen un conjunto de animalistas o antitaurinos como el deleznable profesor valenciano y la impresentable enfermera del Hospital Reina Sofia de Madrid que ejercen una militancia que atenta contra los derechos y el honor de las personas y otra, la segunda, que existe una mayoría de antitaurinos que muestran su aversión por la Fiesta pero que lamentan y muestran respeto por la muerte de un ser humano.



La pasada semana, el animalismo terrorista se  puso claramente en evidencia con sus mensajes abominables que ya están en la Fiscalia y que pueden ser susceptibles de dos delitos con multas y penas de cárcel. La inhumanidad de sus comentarios ha hecho sentir vergüenza ajena a la mayoría de antitaurinos no totalitarios que, en algunos casos, han expresado públicamente su repulsa y condena hacia estos energúmenos. La movilización de los taurinos y de la Fundación del Toro de Lidia ha sido ejemplar y ha servido para poner coto a esta minoría de acomplejados que sienten más compasión por los animales que por las personas.

Su desnudez intelectual e inhumana se  ha mostrado claramente ante la opinión pública. Es la debacle de su argumentario abominablemente antihumano que tiene el corolario de un “sabio” que, después de  pensarlo mucho, dijo que las hormigas se pueden matar porqué no son animales sino insectos. ¡Nivelazo!

Un comentario en “La debacle del terrorismo animalista

  1. Ya hace mucho tiempo que se tendria que haber parado la sinrazón y los insultos gratuitos a cualquier torero o aficionado taurino. No hace demasiado tiempo que el chiquiliquatro de “Risto Mejide” le hizo una entrevista al “Juli” donde le acabó llamando asesino en serie, si yo hubiera sido el Juli me levantó y le digo a este personajillo populachero “Sabe señor Risto la entrevista se la sigue usted haciendo a su madre, yo no tengo que conceder entrevistes a un individuo que me llama asesino. Pero el Juli no lo hizo, los taurinos siempre con la educación, los modales, etc., con gentuza que no nos tienen ningún respeto. Sólo vamos a conseguir ser respetados si nos hacemos respetar, si hacemos lo que ha hecho la viuda de Víctor Barrio y la Federación Taurina, si conseguimos entre todos que las leyes amparen y protejan nuestra dignidad. Que a ningún personajillo anónimo si es por internet o presentador de cualquier programa, político etc., le salga gratis verter la cantidad de barbaridades que en nombre de proteger a los animales se consiente que digan “BASTA YA DE INSULTOS Y AGRESIONES GRATUÏTAS”, que las leyes y nuestra dignidad se impongan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *