San Martín por Todos los Santos

Ayer fue un día negro para Catalunya. Un día negro como consecuencia de una sucesión de días negros en los últimos tiempos en nuestra tierra.

Como es conocido, ayer entraron en prisión 8 exconsellers de la Generalitat de Catalunya. Y no fueron más porque sus colegas y el expresidente Puigdemont se dieron a la fuga. Qué valentía, oiga. Les recuerdo a estos que han pegado esta espantada tan poco torera que nosotros, los aficionados, también tenemos que cruzar fronteras para ser libres. La diferencia es que unos huyen de la justicia y otros van a buscarla.

Pues bien, aún pudiéndose interpretar como una acción vengativa es imposible no retroceder hasta el 28 de julio de 2010 cuando el Parlament prohibió las corridas de toros gracias a los votos de varios de estos exconsellers.

Entre los 68 políticos que apretando un simple botón nos jodieron de por vida se encontraban Josep Rull, Jordi Turull y Meritxell Borràs, tres de los exconsellers que ya han pasado su primera noche entre rejas. A estos tres hay que sumar a dos de los fugados: Carles Puigdemont y Antoni Comín, que también votaron en contra de la tauromaquia en Catalunya. Pero esto no acaba aquí, todavía faltan Lluís CorominasAnna Simó, miembros de la Mesa del Parlament, que serán juzgados el jueves 9 de noviembre. Ellos también se cargaron los toros. Simó, orgullosa de su voto, aplaudía con indisimulable alegría a los antitaurinos de la plataforma Prou! presentes en el Parlament cuando se perpetró ese brutal ataque cultural. Quizá el jueves que viene serán otros los que aplaudan. Curiosamente, Santi Vila, el único de estos personajes que es taurino, o medio taurino, y que votó a favor de las corridas de toros en Catalunya, es el que puede evitar la cárcel si paga una fianza de 50.000€.

Entre los 68 diputados que, de momento, terminaron con los toros están otros amigos de la justicia. Artur Mas, Joana Ortega y Francesc Homs, condenados por la organización del referéndum del 9-N y Oriol Pujol, por el caso ITV. ¡Qué tropa!

Es triste que se haya tenido que llegar a esta situación con políticos encarcelados por culpa de sus actos y no por sus ideas como intentan vender; es preocupante ver el estado en el que dejan Catalunya y es alarmante la evidente ruptura social que han causado. Sin embargo, es inevitable que se te remueva algo por dentro al escuchar como se llenan la boca pidiendo libertad. Y lo dicen ellos, los que no les tembló el pulso para terminar con la libertad de los aficionados hace 7 años. ¿Será que somos malos catalanes por el simple hecho de ser taurinos? Aunque no me alegre del mal ajeno, por momentos pasa por mi cabeza un refrán muy español, y es que a cada cerdo le llega su San Martín.

2 comentarios en “San Martín por Todos los Santos

  1. Nosotros los taurinos fuimos los primeros en caer,quitándonos la libertad que ellos tanto piden pues ahora que purguen de su medicina,y nosotros esperando que algún día nos devuelvan lo que nos arrebataron un saludo.

  2. Molt bon article Gerard! A nosaltres, els taurins, que ningú vingui a parlar-nos de llibertats a Catalunya !.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *