¿Y mañana qué?

Mañana es el 1 de Octubre, un día esperado para muchos, pero para el aficionado catalán un día más en su calendario.

Un domingo como otro cualquiera de estos últimos seis años donde ha permanecido La Monumental cerrada sin poder decidir asistir al festejo según el cartel.

Mañana será otro día en que Balañá seguirá escondido, donde su única respuesta fue a una carta de un grupo político que vio en ese acto la oportunidad para caer bien y ganar un puñado de votos para condenar a la Catalunya Taurina. ¿Si Balañá no había hablado para qué iba a hablar con ellos?

Mañana será otro día donde el silencio de Matilla siga condenando a La Monumental y a Barcelona a ser ya historia de la tauromaquia y no presente.

Mañana será otro día donde la Fundación del Toro de Lidia siga contestando a twiteros, pero no miren a Barcelona para ayudarla como lleva haciendo desde que la crearon.

Mañana será otro día donde Serafín Marín mirará a Barcelona desde la lejanía, él por lo menos esta anunciado en un festival. Que tenga suerte y traiga un triunfo a esta Catalunya Taurina.

Mañana será otro día donde Abel Robles se levantará para entrenar sabiendo que torear con picadores en La Monumental es un sueño aunque él entrenará como si esa tarde fuese mañana.

Mañana será otro día donde el aficionado debe exiliarse para ver toros o preparar su viaje para ver los últimos festejos de esta temporada donde el silencio fue rotundo en la Catalunya Taurina.

Así será mañana, como lo fue ayer y lo será el lunes. Para otros es un día especial pero eso ya es otra historia que aquí no se contará ya que preferimos hablar de toros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *