Dios da mocos a quien no tiene pañuelo

Qué pena. Una verdadera lástima produce -más bien- corroborar la falta de autocrítica de los enteradillos de turno que manejan ciertas partes del sector profesional taurino al cuestionar los males que sufre la Fiesta achacándolos a quienes tienen el derecho, la libertad u obligación de narrar las crudas circunstancias que rodean la más que preocupante situación de la Tauromaquia. Así nos ha ido… así nos va.

El único insulto al toro es la compasión’, lo dijo Bergamín. ‘La Tauromaquia en Baleares está herida y de eso tenemos culpa todos los taurinos’. Estas últimas palabras, de lo más sensato y congruente en muchos años, del matador Manuel Caballero a los micrófonos de Canal Toros justo al día siguiente de que se aprobase en el Parlament Balear la mayor patochada de la historia política por los bufones del Pacte.

De momento, la primera en la frente a los clowns gobernantes. ‘Toros a la española’, que eso es lo que más les revienta porque lo de ‘a la Balear’ será tumbado antes de la llegada del próximo verano y el ridículo al que tendrán que hacer frente será de rabo.

Para insulto, la nula gestión empresarial con la que año tras años nos deleita Funciones Taurinas. Cualquier hijo de vecino supera en previsión la organización en la terracita de casa la barbacoa con la que satisface cada verano a sus amiguetes y familiares. Qué sopor. Qué desidia. Qué manera tan insultante de reírse de, de… de todo.

Ridícula fue la presentación del encierro de Marqués de Quintanar presentado por ganadero y empresa. Bochornosa e irrisoria corrida que nos colaron. Gatada monumental ante el asombro de pocos y el consentimiento de muchos. Una verdadera pasarela de animales indefensos, poco comidos y borreguiles. La báscula de la plaza precisa una revisión urgente y exhaustiva por parte de los equipos del servicio técnico y de mantenimiento del coso. Otro insulto.

Pero si de insultos se trata, cabe destacar con el que año tras año nos obsequia el maestro Padilla. Lo llevamos advirtiendo hace tiempo. No precisamos que los profesionales de luces crucen el charco para aterrizar en Mallorca con la intención de reírse de la madre que parió a Paneque. Si quieren holidays que se vayan a las Canarias.

Se corría el cuarto de la noche. El burel entró sin ser colocado en suerte al caballo de picar y el del castoreño ni le señaló el picotazo. El jerezano solicitó el cambio de tercio a lo que el Presidente no sucumbió. Padilla, tras insistir hasta en más de tres ocasiones en la instancia del cambio, volvió a poner en suerte al astado y, vergonzosamente, el picador, atendiendo las órdenes del pirata, ni señala de nuevo el picotazo y voltea descaradamente, además, la vara. El Presidente, Fernando Corchero, consecuente con la desvergüenza, no claudicó y, acertadamente, instó a colocar por tercera vez al torito al caballo para que, al menos, se le señalase un rasguño.

Que lo de la suerte de varas es un mero trámite en absoluta devaluación es hartamente conocido pero de ahí a que se insulte al aficionado que pasa por taquilla y se pretenda ningunear a la autoridad competente dista un paso que sobrepasa la torería y profesionalidad.

El invento que se ha hecho norma, es una soberana estupidez. Cabrear al público por sistema es sencillamente intolerable. ¿Qué derecho tiene un artista en levantar deliberadamente el malhumor del respetable? ¿Qué argucia puede avalar semejante comportamiento?

La Fiesta de los Toros no debe permitir pamemas, porque todo lo que se haga delante de un toro adquiere la seriedad y la importancia consecuente con el riesgo. El paripé sobra.

De Padilla y de El Fandi, destacar, nada. Sin pena ni gloria. Qué hastío. Vulgares hasta en lo que dicen los entendidillos que hacen mejor, que es rehiletear. A toro pasado y a más velocidad que el AVE. Lo de la suerte suprema de ambos, para hacérselo mirar.

El de Jerez salió a hombros tras pasear una oreja de cada uno de su lote. El Fandi cortó una en el primero y saludó en el quinto tras una leve petición.

Sebastián Castella instrumentó el mejor toreo de la noche. Sin material óptimo en su lote sin que se le prestase al lucimiento. Aún así puso todo de su parte y lo más torero y serio sobre el albero. Tras pasaportar al endeble sexto, cobró una merecida oreja.

Lo más sobresaliente de la noche fue la actuación del Presidente, el inspector jefe Fernando Corchero que, imprimió rigor y seriedad durante toda la corrida destacando lo anteriormente comentado en el tercio de varas del cuarto y no claudicando ante la petición del segundo apéndice solicitado para Padilla en este mismo toro. Ni las artimañas de mulilleros ni las triquiñuelas de los subalternos fueron suficientes para que Corchero desfalleciese. Todo un honor apto sólo para aficionados y entendidos, claro está.

Plaza de toros de Palma. Coliseo Balear. Jueves 27 de julio 2017. Media entrada. Corrida de toros. Astados de Marqués de Quintanar. Chicos y de ridícula presentación.

Juan José Padilla, salmón y azabache, oreja y oreja tras fuerte petición de la segunda. El Fandi, azul y oro, oreja y saludos tras leve petición. Sebastián Castella, malva y oro, saludos y oreja.
Presidió el festejo el inspector jefe Fernando Corchero, sublime.

Fotos: Redacción

Sebastián Castella
El Fandi

 

Juan José Padilla

 

5 comentarios en “Dios da mocos a quien no tiene pañuelo

  1. En mi opinion y con la minima intencion de ofender a nadie segun tengo entendido la ganadaria de marques de quintanar tiene fama y reconocimiento de tener muy buenos astados,los toros son de lidia,los diestros que estan en cartel son españoles y su larga trayectoria profesional estan entre los mejores del mundo del toro,ahora yo me pregunto sin animo de ofender a nadie,a ustedes” les gustan los toros?? Entienden de tauromaquia?? Saben lo que es poseer su propio hierro de lidia y lo que cuesta mantenerlo? Son ustedes buenos criticos,pero permitanme que que les diga,el torear es un arte y si a ese arte lo llaman torear a la española,nunca vas a saber disfrutar de una buena faena

  2. Estoy de acuerdo, amigo Miguel Ángel, con la valoración de la presidencia excepto en un detalle importante. Los toros tendrían que haber sido devueltos nada más bajar de camión….algún año habrá que hacerlo, porque ya está bien de tener que tragar con todo con la excusa de la insularidad.

  3. Está más que claro que para ofrecer estos espectáculos con el torete de souvenir, amaestradamente borreguil y sin presencia, es mejor ver una charlotada a la balear. A fín de cuentas, lo de ayer fue una charlotada más de las que organiza esta empresa en Palma y que antaño organizaba en Barcelona.Charlotadas sin toros y con pegapases que no se cansan de hacer el paripé ante un público que se lo traga todo y que se desvive por pedir despojos. Lo de ayer fue un agravio a la afición mallorquina y otro ataque más del sistema taurino que se lleva todo el dinero y no es capaz de defender ni dignificar el espectáculo del que vive.

  4. Por desgracia iros despidiendo de la fiesta a la española,se la a cargado los propios taurinos con espectáculos como este ,primero Barcelona ahora Baleares y los antis que no tienen ni puñetera idea de tauromaquia a darles un buen lugar en la tv dudo que volvamos
    a ver toros en Mallorca ,como en Barcelona mismo empresario situación parecida ojala me equivoque cual sera la próxima en caer un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *