Joaquín Luna: “El único tema que me ha rechazado La Vanguardia en más de 30 años ha sido el de la muerte de Víctor Barrio”

La actividad taurina en Catalunya volvió a retomarse con motivo de las conferencias anuales que organiza la Federación de Entidades Taurinas de Catalunya (FETC). Joaquín Luna, periodista de La Vanguardia, fue el conferenciante que abrió el ciclo 2017.

Bajo el título de “El toreo en los medios”, Joaquín Luna trató sobre la delicada situación que según él atraviesan ambos mundos, el periodístico y el taurino. Luna mostró su preocupación por el futuro de su profesión y de su afición ya que los cambios tan rápidos que se están produciendo en la sociedad (la creciente demanda de información gratuita poco fiable y la deriva animalista) están trastocando el modelo de negocio del periodismo y también de la tauromaquia. Comentó también que si el sector taurino tuviese la capacidad económica para pagar a los medios de comunicación ahora sería más fácil que nunca aparecer en ellos, a pesar de la corriente animalista, pues éstos debido a su poca rentabilidad son cada vez más dependientes de los anunciantes. Este hecho acaba desembocando en una situación de menor libertad informativa.

Por lo que se refiere a La Vanguardia, periódico en el que empezó a trabajar en 1982 y en el que fue redactor jefe de la sección internacional durante 9 años, Luna quiso remarcar que siempre que ha habido un acontecimiento taurino en Barcelona se ha cubierto con una previa y con una crónica de la corrida. Sin embargo, lo que sí que se ha ido perdiendo durante este tiempo ha sido la opinión y la información taurina generalista.

Por otro lado, Luna comentó que el único tema de calidad que le negaron publicar en La Vanguardia durante los más de 30 años que lleva trabajando en ella fue un reportaje de dos páginas sobre Víctor Barrio un par de días después de su muerte. Para él, éste era un tema de calidad y de alto valor informativo y que además suponía un posicionamiento neutro respecto a la tauromaquia. No entendió la decisión de la directiva y afirmó que cualquier diario europeo o estadounidense se hubiese hecho eco de la noticia de haberse producido la muerte de un artista en un espectáculo en directo en sus países. Lo único que se publicó en La Vanguardia fue una crónica de media página de la corrida escrita por él ya que estaba presente en la plaza el día del trágico suceso.

Luna también expresó su más absoluta preocupación ante la censura que aplican algunos periodistas compañeros suyos, que hasta le llegaron a reconocer personalmente que acababan de mentir en la información publicada (no solamente taurina). Tanto estos mal llamados periodistas y como gran parte de la sociedad justifican la censura y la mentira sobre aquello que no comparten ideológicamente, hecho que supone un tic totalitario muy peligroso. Al mismo tiempo manifestó su disconformidad con la elección de las fotografías de los periódicos cuando tratan temas taurinos. En repetidas ocasiones se intenta contrarrestar una noticia positiva para la tauromaquia con fotos desagradables de toros sangrando o de plazas vacías, para así crear una corriente de opinión negativa.

Tampoco quiso olvidarse del canal de pago Toros TV, que a su parecer posee todos los vicios posibles de este mundo. Lamentó un seguido de “filias y fobias que rozan la corrupción” de esta plataforma privada y lo poco didáctica que es. Tampoco comprende el por qué de la poca cobertura de José Tomás en este medio.

Para terminar quiso lanzar un mensaje optimista, a pesar de sus dudas sobre el retorno definitivo de los toros a Barcelona. A diferencia de 2011, cree que el argumento de la libertad, bien llevado y bien expresado, ahora mismo puede brindarnos muchos apoyos de varios sectores de la sociedad que ya empiezan a estar hartos de que le digan lo que sí se puede hacer y lo que no.

El acto lo abrió y lo cerró Paco March, presidente de la FETC. March aprovechó la oportunidad para quejarse del comportamiento de la Casa Balañá, que tan callada está respecto a temas taurinos pero que no duda en fotografiarse con Ada Colau y con la Acadèmia del Cinema Català, dirigida por antitaurinos reconocidos, cuando les premian con el distintivo de miembros de honor de este organismo.

 

Un comentario en “Joaquín Luna: “El único tema que me ha rechazado La Vanguardia en más de 30 años ha sido el de la muerte de Víctor Barrio”

  1. Gran conferenciante y gran asistencia de público. ¡¡Adelante Catalunya Taurina nos vemos el viernes que viene de nuevo en la Federación!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *