Miura, los pitones de la vergüenza

En la corrida que abría la feria del 30 aniversario de la ADAC, Miura nos obsequió con una corrida nefasta e indigna de Céret. Una auténtica vergüenza. Injustificable tanto por escasa presencia como por pitones de dudosa integridad.
Ninguno de los 6 Miura tendría que haber salido nunca por chiqueros. Varios de ellos (1°, 4° y 6°) han salido descaradamente escobillados. Hasta se ha anunciado antes del festejo que se lidiarían toros con los pitones mal presentados para poder lidiar la corrida completa. Pues qué favor nos ha hecho la ADAC… Tres toros con brochas por pitones de salida nos hemos comido. Otros no tenían el trapío suficiente para Céret. Éstos al rematar contra los burladeros se astillaban a la más mínima. Indigno todo y muy desagradable. Y más en Céret. ¿Aquí no se luchaba por la integridad del toro? ¿Esto no era la meca del toro? La ADAC tendría que ofrecer respuestas a lo sucedido antes y durante la corrida.

Han tenido que salir dos toros de Hubert Yonnet para recordarnos lo que son unas puntas en condiciones. El primero, quinto bis, se ha roto el cuerno por la cepa al rematar contra un burladero y el presidente ha tardado una eternidad en devolverlo. El quinto tris, también del hierro francés, ha sido el mejor de la corrida. Octavio Chacón y él han protagonizado lo más emocionante del festejo. Muy inteligente toda la tarde y consciente de la plaza dónde estaba ha demostrado sus condiciones de lidiador. Tranquilito, de Yonnet, se ha arrancado de largo al caballo de David Prados (ganador del premio al mejor puyazo) en las tres varas, pero sin ofrecer demasiada pelea en el peto. Ha embestido con casta en la muleta, siempre a media altura, durante la primera mitad de la faena. Después, ya venido a menos, se ha vuelto más complicado y el gaditano ha acortado distintas. Chacón ha realizado un gran esfuerzo que le ha valido para cortar una oreja, aunque de poco peso. Antes había salido Verrugo, de Miura, cambiado por las fuertes protestas respecto a sus pitones. La gente, a estas alturas, ya no aguantaba más tan hiriente espectáculo.

En su primero, Chacón ha estado muy dispuesto. En éste ya ha demostrado su voluntad por tratar de hacer las cosas bien a un complicado Miura que se revolvía rápido. Buenas intenciones que no siempre han sido bien ejecutadas. Ha resuelto con solvencia su debut en Céret y se ha ganado volver el año que viene. En el caballo no ha empujado en los dos puyazos que ha recibido.

Paulita ha estado correcto toda la tarde. Ni bien ni mal. Más centrado que otras tardes, el diestro de Zaragoza ha toreado, de uno en uno, a Amarguito, el primero de la tarde, con un pitón derecho tan difícil como asqueroso. Aquí empezaba la bochornosa corrida del 30 aniversario de la ADAC. Notable esfuerzo de Paulita que le ha valido para saludar una ovación. Con el soso cuarto, también con unos pitones lamentables de salida, se ha puesto Paulita consiguiendo algún muletazo meritorio. Nada que destacar en los seis puyazos, en total, que han recibido sus dos toros.

Cerraba terna un desganado Pepe Moral. Dubitativo y como si la cosa no fuese con él ha venido a Céret a matar una corrida de Miura que no lo parecía ni por hechuras ni por comportamiento. Varios de ellos eran más nimeños que ceretanos.

El sevillano no se ha querido ni poner por el izquierdo con el tercer toro de la tarde, que previamente había recibido una pésima lidia por parte de los subalternos. El anovillado tercero no había mostrado nada raro como para provocar esa incomodidad al matador, que ha ido a por la espada rápidamente.

Por fin llegaba el sexto toro para poner fin a una tarde para olvidar aunque no debamos. Habrá que recordarla para evitar volver a caer en los errores que ha cometido la ADAC y para exigir los resultados de los análisis post-mortem de las astas de los Miura. Sospecho que darán más positivo que en un control de alcoholemia en la salida de Pont Aeri. El sexto, como no podía ser menos, también ha salido con una brocha en el pitón para pintarles la cara a la ADAC con los colores de la vergüenza y a todos los que estábamos en el tendido con los de la indignación y decepción. Y cómo era de esperar, Moral ha facilitado que nos pudiéremos ir rápido de la plaza. Desconfiado con la muleta, ha realizado un trasteo breve. Se ve que tenía planes para hoy.

Con esta pésima corrida de Miura se ha iniciado la feria de Céret. Como las cosas no repunten mañana se puede liar un buen altercado en el tendido. Solo deseo que lo vivido hoy no se produzca más. No estamos para estas desilusiones.

Céret. Viernes 14 de julio de 2017. Casi lleno. Toros de Miura, de escasa presencia y sospechosos pitones. Paulita: ovación con saludos y silencio. Octavio Chacón: ovación con saludos tras aviso y oreja tras aviso. Pepe Moral: silencio y pitos.

2 comentarios en “Miura, los pitones de la vergüenza

  1. Lamentable los Miura, de acuerdo. Leyendo esto, Quizás sería mejor que esta feria la organizase Matilla o que volviera Simón casas. Más respeto a la adac después de 30 años aunque haya sido una tarde muy mala.

  2. Dudosa es también su falta de confianza en quiénes llevan 30 años defendiendo los valores que ud cuestiona.
    Entre poc i massa, Gerard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *