Ni el mal tiempo detiene a la UTYAC

Todo pintaba mal. El frío y sobre todo la intensa lluvia amenazaban con la suspensión de la Fiesta Campera de UTYAC.

Pero sorprendente, a diez minutos del inicio, el cielo encapotado se abrió para dejar salir un sol muy tímido. Con los toreros vestidos y los novillos enchiquerados estaba todo listo para que los 200 aficionados disfrutaran de una jornada sin precedentes en la asociación.

Abrió cartel Diego Urdiales. Una vez más el riojano sintió el afecto de la afición catalana a pesar de corresponderle en suerte el novillo menos lucido de todos. Urdiales trazó muletazos suaves para ayudar al astado y evidenció la categoría que nos tiene acostumbrados en el ruedo.

A continuación llegó el turno de Serafín Marín, socio de UTYAC, padrino de los Jóvenes y uno de los máximos exponentes de la tauromaquia en Catalunya. Serafín toreó fácil a un utrero que no lo era. Le aguantó y tiró de él para elaborar una buena faena rubricada con un sensacional manejo de la espada.

En tercer lugar vino la actuación de Maxime Solera y demostró a los aficionados, por algunos todavía desconocido, por qué es uno de los nombres a tener en cuenta este año en el escalafón novilleril. Estuvo firme y entregado con el toro. Dibujo buenos muletazos con ambas manos que se completaron con un arrimón final dejándose llegar el toro a los muslos. Mató con la izquierda de una estocada de rápido efecto.

Cerró la Fiesta Cristian Alfaro, alumno de la Escuela Taurina de Catalunya. El joven catalán, que mataba su primer novillo, pasó un mal rato con él y evidenció una preparación insuficiente para tal compromiso. A pesar de las dificultades le puso ganas y finalmente consiguió enterrar la espada para poner el punto y final.

Mención especial para Pepe Aguado. El varilarguero, venido expresamente con su caballo desde Madrid, picó los cuatro novillos y les administró el castigo adecuado a cada uno de ellos. De agradecer fue también la actuación de los banderilleros Modesto Carrasquero y Fernando Casanova, al frente de la lidia de la totalidad de los astados.

Pero la jornada no terminó aquí. Los aficionados y toreros tuvieron tiempo para compartir opiniones en la comida. Los dos salones del complejo taurino de Buenaventura (Alcalá de Chivert, Castellón) se quedaron pequeños debido a la alta afluencia de aficionados. Antes de volver a casa, la UTYAC sorteó una muleta de Maxime Solera, varios polos de la entidad y los libros de Iván Fandiño. Mañana seré libre;  Diego Urdiales: Retrato de pureza; Alma Herida y Pasión y Gloria.

Con los aficionados contentos por haber visto torear “en privado” y otros, además, con los premios bajo el brazo finalizó una Fiesta Campera para recordar en la que solo se echó de menos el buen tiempo.

5 comentarios en “Ni el mal tiempo detiene a la UTYAC

  1. Felicitar a la UTYAC, a los asistentes y agradecer a los actuantes su participación, implicación generosa, y valiente tal y como estaba el ruedo. Tras un año complicado, que desgraciadamente acusó la UTYAC y sus dirigentes, la jornada del domingo fue un éxito. Enhorabuena a todos los que la hicieron posible.

    Pasado casi una semana después del festejo, sobre lo acontecido con el alumno de la Escuela de Cataluña me gustaría decir algo. Y lo digo con el ánimo más constructivo posible y bajo mi humilde y personal punto de vista, que es el de un simple aficionado. Además de tratar de ser muy respetuoso con el alumno, para un chico que quiere ser torero en Cataluña y que parece que tiene afición y ciertas cualidades… Pues eso, merece nuestra paciencia, ánimo y comprensión aunque el domingo no estuvo bien y supongo que alguna parte de responsabilidad también tendrá él.

    Una vez dicho esto, urge una reflexión en los responsables de la Escuela que supongo, visto lo visto, se ha hecho por su parte. Sólo decir al respecto algunas cosas:

    1. Nos han engañado. Cuando nos hablaban de la trayectoria del alumno en cuestión, sus éxitos, premios por las plazas francesas y bla, bla… nos estaban contando un cuento exagerado y de autobombo. Y vaya su cuota de responsabilidad en ello a VADEBRAUS que nos ha hecho creer en unas expectativas que desgraciadamente hoy en día, según se vio en el festejo, están lejos de la realidad.

    2. Un chico que quiere ser torero no puede presentarse con el vestuario que se presentó el alumno en cuestión. Y eso no tiene nada que ver con gastarse dinero en un traje corto. Más vale unos tejanos, un chaleco y una gorrilla que ir disfrazado. Lo mismo para los trastos, esa muleta no es presentable. Ojo con esto qué es muy evidente.

    3. Un alumno no puede estar a la deriva y superado en un festejo mientras hay una absoluta inacción de los responsables de la Escuela. Obviamente, ante tal inacción, aquello pareció una capea opinando mucha gente ante el silencio sepulcral y sorprendente de los responsables del alumno.

    4. ¿Qué se ha hecho con un alumno que tiene cualidades y que lleva tanto tiempo en la escuela y que ha toreado tantas vacas y hecho tantos kilómetros? ¿Qué diablos se le ha enseñado?

    No dudo de la buena voluntad de los dirigentes de la Escuela, pero dudo de su falta de realismo, sinceridad y competencia. Ojalá todavía estén a tiempo de arreglarlo con Cristián Alfaro.

    1. Creo que tiene razón en todo lo que dice señor Joan pero por qué no la coge usted y la pone a funcionar? Esto en como los públicos que critican al torero baja tú!! Es muy fácil criticar desde fuera

  2. Agradecer a la UTYAC por el día que pasamos. Con estas actividades da gusto volver a renovar la cuota.

    El lunar fue la actuación del alumno de la escuela taurina. Se le vio desbordado toda la mañana. Pero la culpa no es de Alfaro y si de los que le pusieron en tal compromiso. Quizás es el momento de que la escuela cambie de rumbo y para eso hay que cambiar al profesorado y la dirección.

    1. Que fácil es criticar y esconderse en un anónimo. Para mi la fiesta campera fue un éxito total y doy gracias a todos los que colaboran de una u otra manera para que estas cosas se puedan hacer.

  3. Enhorabuena a la Utyac un día increíble para los que amamos la tauromaquia… jamás podría pensar ver torear en privado como si de un concierto selecto se tratara para un grupo de aficionados coartados de libertad INCREIBLE
    Pese a que sea lo de menos y sin desmerecer a nadie (que todos estuvieron muy bien) me encantó descubrir al novillero Maxim Solera sin duda puede dar mucho que hablar este año.
    Una vez más enhorabuena y que se repita pronto tenéis ya dos reservas apuntadas la mia y la de mi mujer! Felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *