Recordando a El Espartero

El pasado sábado 23 de septiembre, fallecía a la edad de 86 años en su domicilio de San Cugat del Vallés (Barcelona) el que fuera excelente banderillero aragonés Manuel García García, más conocido con el famosísimo y legendario apodo de El Espartero.

Aunque había nacido en Zaragoza, un 24 de diciembre de 1930, no tardaría en emigrar a Barcelona donde en el pueblo de Cardona, vistió por primera vez de luces un 15 de septiembre de 1947. Dos años después, el 15 de agosto de 1949 y acompañado en el paseíllo por Luis Peña y Dámaso Gómez hizo su presentación con caballos en la Monumental catalana ante reses de la divisa de Hidalgo Martín.

Así destacó su actuación el crítico Palacio Valdés en el periódico La Vanguardia:

“Generosos como siempre son los públicos de toros, el de ayer mostró su predilección por el diestro más modesto, que era «Espartero», el cual dio, con su valor y voluntad, continuos pretextos para que sonasen en su honor unánimes ovaciones. Recibió su primero—el de Frías — con cuatro verónicas y media muy valerosas, y luego derrochó coraje en una faena — tan asaz dilatada que sonó un aviso —, concluida de tres estocadas, magnífica la postrera. Recorrió en triunfo el anillo y salió a los medios. Su trabajo en el bicho que cerró plaza fue también muy bizarro, poniéndole punto con tres pinchazos y una buena estocada”.

Al año siguiente, concretamente el 30 de julio fue anunciado en Las Ventas de Madrid, en un cartel que completaban José Muñoz, Baldomero Ortega y la rejoneadora Beatriz Santullano.

En la temporada de 1956 tomó la decisión de pasarse a las filas de los hombres de plata y a lo largo de su dignísima trayectoria formó parte en cuadrillas de numerosos espadas de los que merece nombrar a: Mario Cabré, Carlos Gómez “El Tano”, Baldomero Martín “Terremoto de Málaga”, Miguel Márquez, Manuel Álvarez “El Bala”, Paco Ceballos, José María Clavel o Antonio José Galán entre muchos otros.

Como dato anecdótico cabe destacar que en sus inicios fue dirigido por el torero vasco afincado en Barcelona José Muñagorri que fue quien le influyó en que luciera el sobrenombre de El Espartero al llamarse como el gran torero sevillano fallecido mortalmente en Madrid víctima del toro Perdigón de Miura.

Desde Vadebraus nuestro homenaje y recuerdo a un torero que tantas y tantas tardes hizo el paseíllo en las plazas de Barcelona y tantas ovaciones recogió de la Catalunya Taurina.

D.E.P

El Espartero lanceando a una mano en la plaza de Las Arenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *